Etiquetas para logística y transportación

Una de las mejores formas de ahorrar dinero y mejorar los procesos productivos de una empresa es con un correcto etiquetado ¡Así de fácil!

Optimiza tus recursos y ahorra dinero

Tanto para un almacén como para el administrador de una empresa de transporte o logística, una etiqueta autoadhesiva puede crear una solución multifuncional que simplificará el flujo de trabajo preciso y el rendimiento del producto utilizando los sistemas más avanzados del siglo XXI.

Una etiqueta proporciona un nivel adicional invaluable de autentificación del producto para proteger al consumidor y la marca. Conocemos varios casos donde se importan, transportan y consumen productos adulterados como bebidas, alimentos o productos farmacéuticos que no fueron examinados correctamente. Lo malo de estas situaciones es que el propietario de la marca es el responsable. Por ello, si tú eres dueño de una marca sigue el camino del éxito y opta por utilizar una etiqueta para logística y transportación.

Alrededor del 50 por ciento de todo el uso de etiquetas autoadhesivas se encuentra en el amplio ámbito del transporte y el etiquetado logístico. Esta espectacular estadística subraya el hecho de que, en todos los segmentos del mercado de uso final, incluidos alimentos, bebidas, productos farmacéuticos y venta minorista, las etiquetas han establecido una reputación incomparable de fiabilidad y versatilidad

Son una opción preferida debido a la naturaleza extremadamente estable del autoadhesivo que está compuesto por un laminado de papel imprimible, adhesivo y el forro de liberación.

Las prensas avanzadas que se utilizan para la impresión de etiquetas autoadhesivas ideales ya que combinan opciones de impresión de alta calidad, etiquetado troquelado y acabado, desmonte y rebobinado para que queden listas para su aplicación.

 

Cubren cualquier exigencia física

Cuando se usan en transporte y logística, las exigencias en cuanto a las cualidades físicas de una etiqueta son estrictas: son etiquetas que deben funcionar en una variedad de entornos ya que están en constante movimiento y se aplicarán en casi cualquier lugar como madera, vidrio, plástico, etc.

Los fabricantes lo saben por eso ofrecen etiquetas autoadhesivas que brindan una adhesión confiable.

La cara de la etiqueta y su superficie imprimible, deben poder ajustarse al paquete al que se aplica. En superficies planas, esto no es un desafío, pero la situación es muy diferente cuando se trata de empaques curvos o superficies “difíciles” como los plásticos apolares que repelen los adhesivos estándar. Además, aunque la estética visual no suele asociarse con el transporte y el etiquetado logístico, una clara legibilidad es esencial.

Guíate por los expertos quienes saben perfectamente qué etiqueta debes usar, o incluso, te la fabrican.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *