El tiempo donde etiquetar, envasar y vender botellas de alcohol era ilegal

El tiempo donde etiquetar, envasar y vender botellas de alcohol era ilegal

By garin on febrero 24, 2019 in Bebidas, Etiquetas

En esta entrada te compartiremos la fascinante historia de la prohibición de bebidas alcohólica en Estados Unidos. No te la pierdas. 

d

Datos curiosos sobre la prohibición de alcohol en Estados Unidos 

En Estados Unidos, en el año de 1919, entró en vigor una ley por demás polémica ya que prohibía el libre consumo de alcohol. Desde hacía varios años muchos grupos sociales habían ejercido presión el gobierno para que sucediera. La primera guerra mundial fue la estocada final para que se produjera este movimiento, ya que se decía que con la cebada con la que se fabricaba la cerveza se podía alimentar a muchas personas hambrientas.

Las cruzadas anti-alcohol a menudo eran alimentados por la xenofobia, y la guerra les permitió pintar a la industria cervecera, en gran parte alemana, como una amenaza.

Millones de botellas fueron destruidas para evitar su consumo, las únicas bebidas espirituosas permitidas serían la sidra y el vino usados en las misas. 

Sabías que no era ilegal beber alcohol durante la prohibición solamente se prohibió la fabricación, venta y transporte de licores. Por ley, cualquier vino, cerveza o licor que los estadounidenses tuvieran antes de que se aprobara la ley, era suyo y podías ser bebido. Algunas personas con el suficiente dinero llenaron sus casas con suficiente alcohol para poder tomar años ¿Para cuántos años hubieras podido guardar tú?

Las farmacias podían vender «whisky medicinal» para tratar de todo, desde dolores de muelas hasta gripe. Con una receta médica, los pacientes podrían comprar licor. Este alcohol farmacéutico a menudo venía instrucciones absurdas como “Tomar un trago de whisky cada hora para estimularse hasta estar estimulado”. Como era obvio fueron años de bonanza para muchos médicos y farmacéuticas. 

Mientras muchas pequeñas destilerías y cervecerías continuaron operando en secreto durante la prohibición, el resto tuvo que cerrar sus puertas o encontrar nuevos usos para sus fábricas. algunas reformaron sus fábricas de cerveza para hacer helados, mientras otras hicieron producción de cerámica. Muchos vendieron algo llamado “casi cerveza” un licor que contenía menos de 0.5 por ciento de alcohol y era legal. 

La mayor parte de los cerveceros mantuvieron las luces encendidas vendiendo el jarabe de malta, un extracto legalmente dudoso que podría convertirse fácilmente en cerveza agregando agua y levadura y dejando tiempo para la fermentación. Los enólogos siguieron una ruta similar vendiendo trozos de concentrado de uva llamados «ladrillos de vino». Como dicen, no hay puerta que se cierre sin que se abra una ventana.

Como se ha visto a lo largo de la historia de la humanidad, la madre de todo crimen organizado siempre es la prohibición.Inmediatamente después de la prohibición se forjó una alianza entre las grandes pandillas para comenzar a traficar ilegalmente toneladas de barrica de deliciosos licores. Después de todo tan solo al oro lado del rio México fabricaba sin problemas mezcal y tequila y estaban listos para su destitución. 

Al Capone es una figura emblemática en el mundo y su carrera delictiva comenzó gracias a la prohibición asesino a cientos de personas y volvió la ciudad donde distribuía en un infierno infestado de mafiosos. Sin embargo, en la cultura popular es reconocido como héroe que lucho contra el hostigamiento de un gobierno. 

Los contrabandistas produjeron millones de litros de “ginebra de bañera” durante la prohibición. Este licor ilícito tenía un famoso sabor desagradable y se corría el riesgo de quedar ciegos o incluso envenenados. Las tinturas más mortales contenían alcohol industrial hecho originalmente para uso en combustibles y suministros médicos. Este alcohol contaminado puede haber matado a más de 10,000 personas. De ahí la frase “esa anforita te va a dejar ciego”. 

La prohibición, que no logró imponer la sobriedad y costó miles de millones, perdió rápidamente el apoyo popular a principios de los años treinta. En 1933, se aprobó y ratificó la Enmienda 21 a la Constitución, que puso fin a la Prohibición, lo que provocó una fiesta nacional. Actualmente todas las bebidas alcohólicas están reguladas y deben de contener los grados de alcohol.Es muy importante contar con el etiquetado correctoque de te diga exactamente que estás tomando, algo que se puede hacer gracias a las regulaciones. que se han hecho con el tiempo. 

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *